Posteado por: franciscocenamor | 19, febrero 2008

La Tertulia de Nava

laguna.jpgA finales del siglo XVIII, la ciudad de San Cristóbal de La Laguna era todavía la capital de la isla de Tenerife, y el comercio con Europa había adquirido un gran auge, por lo que las relaciones con Europa eran casi más fluidas que con España (peninsular, se entiende). Y me viene ahora a la memoria una anécdota muy curiosa que cuenta que, cuando el Almirante Nelson intentó arribar a las costas de la isla de Tenerife y fue derrotado por los canarios, perdiendo su brazo en la batalla, y después de ser atendido debidamente por sus vencedores, fue el mismo Nelson el que le llevó la noticia a la Corona Española, de que sus huestes le habían derrotado en Tenerife.

Bien, pues de las estrechas relaciones comerciales con Europa, se recibieron también influencias culturales y literarias modernas. Y de este hecho surgieron las tertulias, en una ciudad que el mismo Miguel de Unamuno la describe así, mucho más tarde en 1909, en una tarde calurosa del mes de agosto. Dice entre otras cosas: “…calles espaciadas y rectas, aquel despejo, aquel aire de rigodón monástico, algo ceremonioso, todo aquello en que se adivina una creación señorial del siglo XVIII, la diferencia de las rudas, viejas ciudades castellanas… La Laguna está vestida de casaca o de hábitos de frayles si queréis `[…] Tertulia en los conventos y en las Casas Señoriales, chocolate a media tarde, monjas reposteras, eternas conversaciones sobre el último caso en el que el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición entendiera y de noche tal o cual aventura galante…”.

Con estas notas preliminares podemos ya adivinar lo que fue la vida cultural y social en la ciudad de La Laguna durante el siglo XVIII.

Y ahora ya podemos centrarnos en lo que nos interesa: lo que fue la famosa Tertulia de Nava del Sr. Marqués de Villanueva del Prado en La Laguna, según nos lo relata el profesor don Enrique Romeu Palazuelos en su obra La Tertulia de Nava (Ayto. de La Laguna, 1977): “…lo mismo se discutía sobre la pluralidad de los mundos, se leía el último libro secreto llegado a la isla desde Europa o se comentaba lo bueno que estaba el vino que habían bebido en la última excursión a Geneto.
No todas las reuniones tenían carácter pacífico; había otras más tumultuosas y movidas, porque la Tertulia, vino a poner en pie de guerra a los intelectuales de la ciudad”

clavijo1.jpg Los intelectuales de la ciudad a los que se hace referencia es la clase monástica, conservadora, que había sido considerada la portadora de la cultura ciudadana. Pero al conformarse este otro grupo de intelectuales que se reunían y ponían en tela de juicio las actuaciones de los frailes, sobre todo sus sermones, se sintieron amenazados y no iban a permitir que un grupo de advenedizos les arrebatara la supremacía que habían ostentado hasta entonces, a pesar de que entre ellos se contaba con un fraile muy peculiar que es el que en cierto modo dirige y da fuerza a la Tertulia de Nava, del que ya hemos hablado en ‘El Neoclasicismo Canario: La Ilustración (Siglo XVIII)’.

Nos referimos al abate José de Viera y Clavijo, natural del Realejo y convertido en la voz y el alma de la Tertulia, hombre de fino ingenio, gran orador sagrado y cumbre de los historiadores canarios de todas las épocas. Esta tertulia constituyó un foco intelectual muy relevante y contribuyó a la difusión de las ideas ilustradas en Canarias, provenientes de Francia, a la aparición de los primeros periódicos manuscritos, a la creación de la Universidad de San Agustín y al surgimiento de la Real Sociedad Económica de Amigos del País en 1776.

No sólo existió en La Laguna la Tertulia de Nava, también hubo otras tertulias en el Hotel Aguere. Los hermanos Saviñón, Tomás y Domingo, recibían en su casa su propia tertulia. Los tres hermanos Estévanez Murphy, en la casa Estévanez, aún en pie en el barrio de Gracia, celebraban encuentros poéticos y políticos de carácter republicano. Algunas de éstas no coincidieron en el tiempo, aunque siempre existieron tertulias en la historia de nuestra ciudad porque aquí se tiene a gala divinizar la cultura.

nava.jpg Pero fue la personalidad del Marqués y luego la de su hijo don Alonso de Nava Grimón y Benítez de Lugo lo que, unido a la biblioteca de Nava, con más de 2.500 ejemplares, presentaron a la sociedad lagunera un activo irrebatible frente a las demás opciones. Este activo fue lo que atrajo a todos los viajeros extranjeros que pasaban por La Laguna, así como al grupo de ilustrados políglotas que asistían a las reuniones.

Por aquí pasaron casi todos los grandes viajeros europeos que nos visitaron entre los años 1752 y 1770, ya que era un foro donde se debatía y analizaba el ideario liberal aparecido en las ediciones de libros que llegaban a Tenerife, burlando la vigilancia de las autoridades del santo oficio que, justo es decirlo, siempre fue benigna y hasta tolerante con aquel grupo de ilustrados.

Escritores proscritos lo fueron Voltaire y Jean-Jacques Rousseau, cuyas obras pasaban a las manos de sedientos lectores espoleados por la incitación de lo prohibido.

Así pues, en esta Tertulia de Nava existía una total libertad cultural y una complicidad entre los tertulianos, de tal manera que, cultural y literariamente avanzaron a otro ritmo más acelerado que el resto de los ciudadanos que no asistían a dicha tertulia.

Mari Carmen Martín Mendoza (Marcamar)

Proyecto Cultural FronterART

Blog Escritores

Blog Escritores Canarios

Blogalaxia

Anuncios

Responses

  1. magnífico trabajo

  2. Buenas tardes,
    A través de una amiga he recibido este enlace sobre las Tertulias de Nava. Casualmente llevo realizando un proyecto audiovisual desde hace año y medio, el Largometraje “Sombras de Papel, Canarias Siglo XVIII”, en el cual se hace referencia de manera significativa a dichas tertulias. Si a bien lo tiene, me encantaría poder mantener una conversación con Vd., para explicarle de qué manera se me ha ocurrido plasmarlas en la película. El Largometraje gira en torno a dos hermanas aristócratas y solteronas, que junto a La Marquesa de Châtelet, se revelan ante la situación vivida tanto social y culturalmente por la mujer en dicha época. Las tertulias de Nava ayudarán a paliar dicha situación. “Sombras de Papel” tiene una WEB oficial que puede consultar: http://www.recyplay.es
    Muchas Gracias. Domingo Doreste

  3. […] enorme importancia para la vida económica, cultural y social de la isla. La primera de ellas es la Tertulia de Nava, creada por Tomás de Nava-Grimón y Porlier (1734-79), V Marqués de Villanueva del Prado. A ella […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: